SIVU
NOTICIAS

2008

Reunión Nacional de Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura. Universidad Autónoma de Zacatecas – ANUIES

23 de mayo de 2008

Los días 22 y 23 de mayo se efectuó la Reunión Nacional de Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura.
Universidad Autónoma de Zacatexas - ANUIES CONFERENCIA INTRODUCTORIA

ANUIES, 2008.
Lourdes Ruiz Lugo
Directora de Fomento a la Extensión y Vinculación

CONTENIDO

  • Introducción
  • Contexto
  • PNECS
  • Aportaciones del PNECS
  • Estructura de la función
  • Ámbitos de la función
  • Balance e impacto del PNECS
  • Actualización 2008
  • Consideraciones generales
  • Orientaciones para su actualización
  • Áreas de la función
  • Conclusiones

INTRODUCCIÓN
La presente conferencia, es una orientación enfocada a la actualización 2008 del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios (PNECS) que aborda, un contexto general de la función de Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura y breves antecedentes de ésta, a fin de explicar el surgimiento del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios en 1990 y sus dos actualizaciones.

Para conocer el impacto de este Programa en las instituciones de educación superior, se explican en esta exposición,  sus beneficios e impacto, así como sus aportaciones en los documentos de la educación superior, actualmente  en el de Consolidación y Avance de la Educación Superior en México, ANUIES, 2006.

Se sugiere para su actualización, partir de consideraciones generales derivadas de los diversos diagnósticos aplicados por la ANUIES y de las orientaciones expuestas en el documento Consolidación y Avance de la Educación Superior en México.

Acorde con las políticas de la educación superior se presentan las áreas de la función y una breve orientación para las mesas de trabajo.
Finalmente en las conclusiones expuestas se hace énfasis en la importancia de la actualización del PNECS y la metodología de la reunión.

CONTEXTO
A diferencia de otros momentos de la historia de las sociedades, se aprecia en  la actualidad una transformación cultural acelerada, determinada por múltiples factores de índole social, económica, política, ideológica, científica y tecnológica. Las interacciones que se producen entre tales factores han dado lugar a fenómenos como la globalización  y  la  sociedad del conocimiento  que se han constituido en las fuentes de orden contextual   determinantes en los cambios que experimentan los sistemas educativos en el mundo, particularmente en el ámbito de la educación superior.

En este proceso, las Instituciones de Educación Superior por ser generadoras de conocimientos, por su compromiso social y la posibilidad de originar una importante demanda y oferta de actividades científicas, culturales y artísticas en su entorno, han asumido la responsabilidad de enfrentar estos retos de la sociedad actual, tratando de extender de manera creativa y propositiva, más allá de sus recintos, un conjunto de actividades y servicios que contribuyan tanto a minimizar los desniveles en el acceso y utilización del   conocimiento y la cultura, así como a propiciar una nueva forma de interactuar con la sociedad, y de esta manera responder al nuevo enfoque educativo del siglo XXI, el cual además de equitativo, pertinente y de calidad, debe formar en sentido integral, éste entendido como aquél que conjuntará propósitos técnico-científicos con una concepción de humanismo, y garantizará la educación permanente, es decir, a lo largo de toda la vida.

En término de las funciones y acciones de la educación superior, corresponde a la Vinculación, Extensión de los servicios y la Difusión de la cultura, lograr una mayor eficacia  y relevancia en las relaciones que les son propias, es decir, las que llegan a la sociedad y que constituyen a su vez un medio para renovar la docencia y la investigación, y vincular de manera más efectiva la formación con el entorno.

Al respecto, muchas y variadas han sido las políticas que en materia se han dado para su operación en las instituciones de educación superior, lo cual ha originado que esta función venga modificándose de acuerdo no solo a transformaciones sociales sino también a una gran diversidad de interpretaciones institucionales.

La falta de precisión en la conceptualización y en la acotación de las diversas actividades, ha originado que no se desarrolle en paralelo a las otras dos funciones sustantivas, por lo que es necesario subrayar que como función relevante, su mayor importancia está en su transversalidad institucional y en que las acciones impactan en la pertinencia institucional y en el cumplimiento de su responsabilidad social.

De esta forma, la participación de las IES en el reforzamiento de las posibilidades de inserción de la sociedad en los procesos de globalización, es fundamental, y lleva a una dimensión diferente de la función, a través de acciones concretas de índole académica y de intervención social, permitiendo articular la labor informativa, la acción cultural, los servicios a la sociedad, las oportunidades de formación a lo largo de toda la vida, la actualización de la formación profesional y por supuesto la vinculación en general, pero en particular la de la investigación científica y la innovación tecnológica al nuevo contexto social.

Por lo que en la actualidad, desprendido de este nuevo contexto, la función debe de ser el punto de articulación con el entorno, el punto donde se nutren las IES del exterior, y en donde se aplique y difunda  pertinentemente el conocimiento y la cultura generados.

Antecedentes generales de la función
La inclusión formal de la función de difusión cultural y de extensión en la legislación universitaria, como ya preveía la Ley de Creación de la Universidad Nacional de México elaborada por Justo Sierra, se constituye prácticamente en un compromiso institucional que da lugar a gran número de iniciativas y acciones de diverso carácter relacionadas con esta función sustantiva.

Desde entonces, la Universidad Nacional emprende acciones concretas para desarrollar la extensión universitaria con programas específicos como: brigadas universitarias, mejoramiento sanitario, bufete gratuito, consultas técnicas, higiene personal y pública, instrucción cívica, docencia extraescolar, museos, exposiciones artísticas, conferencias, fomento cultural, servicio social, cooperación social, intercambio cultural y difusión, programas que también fueron desarrollando prácticamente en la mayoría de las universidades de los estados.

A manera interinstitucional, es hasta 1970 cuando las IES conjuntamente con la ANUIES, organizan la Primera Reunión de Consulta para la Coordinación de la Difusión Cultural de las IES, y se constituye el Consejo Nacional de Difusión Cultural con 38 instituciones con el fin de difundir la cultura a todos los niveles educativos del país y extender programas culturales a la sociedad.

En el marco de la educación superior mexicana, la función de difusión cultural y extensión universitaria es considerada objeto formal de planeación a partir de 1978, al quedar incorporada en el Plan Nacional de Educación Superior. Ha sido también materia de evaluación a partir de 1984, cuando la ANUIES aprueba el documento “Evaluación de la Educación Superior”. Poco después, con la creación en 1991 de los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), la función se ha evaluado a través de la aplicación de los indicadores establecidos para ello.

EL PROGRAMA NACIONAL DE EXTENSIÓN DE LA CULTURA Y LOS SERVICIOS
Cabe destacar que ante la falta de conceptos, estructura y procesos de evaluación, en las últimas dos décadas y hasta la actualidad, laExtensión de los Servicios, Vinculación y la Difusiónde la cultura ha sido materia de análisis y estudios permanentes por parte de la ANUIES en veintisiete reuniones nacionales de extensión, además de estudios y diagnósticos, así como a través de los planes y programas para la educación superior propuestos por la Asociación y de las aportaciones de las IES en la materia lo que dio como resultado la elaboración del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios de la siguiente manera:

  • En 1990 con las aportaciones del Programa Integral para el Desarrollo de la Educación Superior y de las reuniones nacionales, se formuló el primer Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios, aprobado en la XXIII Sesión Ordinaria de la Asamblea General de la ANUIES, que definió un marco conceptual para la función, se identificaron la problemática, los propósitos de las instituciones educativas en esta materia y sus correspondientes políticas, áreas de actividad, proyectos y metas, además de señalar directrices para la coordinación regional y nacional. Asimismo se definió la planeación y funcionamiento de los Corredores Culturales Regionales, mecanismo fundamental para impulsar el trabajo regional de la función en las instituciones de educación superior.
  • Por indicaciones de los titulares del Consejo de Universidades Públicas e Instituciones Afines, en 1995 se elabora la primera actualización del Programa, aprobada por la XXVI Sesión Ordinaria de la Asamblea de la ANUIES, en la cual se establece una estructura de la función a través de los siguientes diez programas específicos identificados por su contribución en la formación integral, su aportación a la pertinencia institucional y su interrelación con la sociedad: Difusión artística, Producción editorial, Divulgación de las humanidades, la ciencia y la tecnología, Patrimonio Cultural, Radio, Televisión y nuevas tecnologías, Deporte, Vinculación con el sector productivo, Servicio social y Educación continua.
  • Bajo las orientaciones del documento La Educación Superior en el Siglo XXI, en 1999 se aprobó en la XXX Sesión Ordinaria de la Asamblea General de la ANUIES, la tercera versión del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios, mismo que define el marco teórico conceptual de la función, sus ámbitos de acción institucional, regional y nacional, así como una perspectiva de desarrollo de la extensión de los servicios, vinculación y difusión de la cultura de acuerdo con la característica, vocación y tipo de institución.
  • Durante los trabajos desarrollados en la XXV Reunión Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios llevada a cabo en la Universidad Autónoma de Campeche en 2005, se realizó un análisis integral de la función teniendo como resultado principal la propuesta de sus ejes de desarrollo y su visión con perspectiva al 2012. A partir de lo cual se sustenta en este campo el documento Consolidación y Avance de la Educación Superior en México, ANUIES, 2006, el cual define a esta función en el mismo plano de horizontalidad que las otras dos funciones, ubicando como propósito fundamental, el desarrollo de las relaciones entre las IES y la sociedad, e identificando tres ámbitos de acción: Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura.

Aportaciones del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios
El resultado de estos procesos actualmente, conceptualizan a la Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura como: la función sustantiva que conjuntamente con la docencia e investigación permite responder con pertinencia social, y calidad a las demandas tanto de las comunidades académicas como de los diferentes sectores de la sociedad en los ámbitos local, regional, nacional e internacional.

Sus ámbitos de acción se contextualizan de la siguiente manera:

Extensión de los servicios
Se refiere al conjunto de servicios que ofrecen las IES, tanto al interior como al exterior, siendo éstos de carácter académico-profesional, y a través de los cuales se contribuye a que las instancias académicas interactúen de manera permanente con el entorno social, poniendo en práctica conocimientos teóricos y competencias que adquieren los alumnos en sus respectivas disciplinas, al tiempo que se coadyuva en el estudio y atención de las necesidades y expectativas sociales. Las áreas de actividad de este ámbito son: Servicio social; Servicios comunitarios; Educación continua y Deporte.

Vinculación
Es el proceso de interrelación de las IES con los sectores social, público y privado del entorno regional, nacional e internacional, que, de acuerdo con los  perfiles institucionales permite: favorecer la formación de los alumnos a través de orientar la aplicación de los conocimientos teóricos hacia la práctica laboral, desde la realización de prácticas y estadías, hasta la participación en los servicios prestados a usuarios externos; ser un factor para incrementar la competitividad del sector productivo mediante la prestación de servicios de alta especialización, aplicación tecnológica y el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios; y  obtener ingresos extraordinarios por los servicios externos que ofrecen.

Difusión de la cultura
Este ámbito contribuye al desarrollo cultural y a la formación integral de la comunidad académica y de la sociedad en general a través del diálogo, rescate, preservación, propagación y enriquecimiento de la cultura en todas sus expresiones y posibilidades, incluidas las manifestaciones del arte, las ciencias, las humanidades y los valores gregarios, mediante la planeación, organización y realización de programas y acciones institucionales. Las áreas de actividad que comprende ésta, son: Producción y difusión artística; Divulgación de la producción científica y humanística; Desarrollo y uso de los medios de comunicación e información; Labor editorial y Preservación y difusión del patrimonio cultural.

El desarrollo de estos ámbitos hace énfasis en cuatro ejes principales:

  • La transversalidad de la función, en un marco de interacción permanente con la docencia y la investigación
  • Su contribución en la formación integral del estudiante
  • Su impacto institucional y,
  • Su impacto en el desarrollo social y económico

La función a lo largo de su historia y a pesar de la diversidad de interpretaciones, ha llegado a concretar seis fines primordiales, que la caracterizan, siendo éstos:

  • A través de la difusión, divulgación y aprovechando el uso intensivo de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías hacer partícipe a la sociedad de los conocimientos que generan, preservan, transfieren y aplican las IES.
  • Proporcionar servicios, programas y productos acordes con el quehacer institucional, para colaborar de manera permanente y sistemática en la formación, actualización y desarrollo de toda persona en búsqueda de alternativas para superarse personal y profesionalmente.
  • Atender las necesidades y problemas del entorno en el ámbito de competencia de la función, manteniendo un equilibrio entre los propósitos académicos y los de desarrollo social.
  • Preservar, difundir, enriquecer y extender la cultura nacional y universal a la comunidad interna y externa, según su ámbito de acción y perfil de cada IES.
  • orientar y retroalimentar a las funciones de docencia e investigación, mejorando procesos y resultados de los programas educativos y de las líneas de investigación, para ofrecer soluciones eficaces a problemas específicos principalmente el sector productivo.
  • Promover y coadyuvar en la formación integral de los estudiantes y de la comunidad académica en general.

Por lo tanto, esta función será la que impulse y desarrolle los medios para realimentar las funciones de docencia e investigación, de manera que puedan mejorar sus procesos y resultados, mejoren la pertinencia de sus programas y la imagen institucional.

Balance e impacto del programa nacional de extensión de la cultura y los servicios
Como es evidente, esta función ha tenido un desarrollo desigual, en el que algunas de sus áreas lograron avances importantes, mientras que otras no alcanzaron las metas planteadas. Las causas de las asimetrías son múltiples, la mayoría de las veces referidas a procesos internos de las IES, como consecuencia de la organización institucional, la falta de planeación y seguimiento, además de las diversas interpretaciones y la aplicación de los diferentes ámbitos y áreas que comprende la función; sin embargo, no se puede omitir señalar la insuficiencia de políticas y el poco impacto de las existentes, limitando el fortalecimiento de ésta.

A partir del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios, se establece el concepto de la función, se incorpora la evaluación como una acción necesaria para su continua innovación, se establecen los ejes para su desarrollo integral, con la intención de proyectar sus acciones y fortalecer sus áreas, para consolidar el papel estratégico de la función  en el desarrollo de la educación superior.

La consolidación de un programa nacional de la función de extensión de la cultura y los servicios ha permitido que sus programas evolucionen respondiendo desde su ámbito a la nueva realidad institucional y social. Dentro de esta evolución se consideraron los perfiles y tipología institucional; el compromiso institucional expresado en las reuniones nacionales de extensión, así como los avances que en materia de profesionalización requieren los responsables de las distintas áreas de la función. Cabe destacar que en este proceso, por primera vez se establecen los indicadores para la evaluación de la función.

En esta evolución se destacan y reconocen los servicios de extensión, la vinculación y la difusión de la cultura, en donde las IES trataron de responder a los lineamientos de la política del nivel superior existente para esta función, y diseñaron una serie de alternativas de inserción-integración, que a la fecha no han podido cumplir en su totalidad debido, además de los factores ya señalados, a una notable insuficiencia normativa, pero especialmente por la falta de reconocimiento y estímulo a la participación de la planta académica en estas actividades.

Es importante señalar que en algunas IES la operatividad del Programa ha sido parcial debido a la existencia de políticas que privilegian solamente algunas  actividades académicas, sin incluir las acciones propias de la vinculación, extensión de los servicios, y la difusión de la cultura, lo que ha dificultado que estas actividades de la función, logren una articulación plena con las otras dos funciones sustantivas, por lo que la propuesta de actualización de estrategias y líneas de acción deberá incorporar elementos que permitan superar los desequilibrios que se han derivado de la falta y mala aplicación de políticas, a fin de promover una convergencia adecuada de las funciones sustantivas.

ACTUALIZACIÓN 2008
Consideraciones generales.
Para la presente actualización se debe tener en cuenta el entorno en que la función de Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura se desarrolla dentro de la educación superior, el cual se caracteriza en los siguientes considerandos:

  • Que existe en las IES una apreciación diversa sobre los alcances y denominación de las actividades propias de la difusión de la cultura, de la extensión de los servicios y la vinculación. Estas diferencias no sólo atañen a la forma de denominar a la función, sino al contenido de la misma; por ello, es necesario contar con una definición común.
  • Que la función está relacionada con el quehacer de la educación superior en su conjunto, pues permite el fortalecimiento de la formación integral de los alumnos en valores, actitudes, formas de comportamiento y compromiso social; la retroalimentación del proceso de enseñanza-aprendizaje, además de que orientan la pertinencia de la investigación.
  • Que salvo excepciones, a la función no se le concede la importancia de función sustantiva igual o similar a la docencia y la investigación, lo que se refleja en la escasa asignación presupuestal así como en la carencia de normatividad y políticas para la regulación plena de las actividades.
  • Que la gran variedad de actividades que caracteriza al campo de competencia de la función la hacen ser de ejercicio complejo, justamente porque involucra, además de la generación, transmisión y aplicación del conocimiento, la formación integral de los alumnos.
  • Que la operación de la función enfrenta problemas de organización académico-administrativa en el ámbito de la administración central, de las DES, de los programas educativos y de los cuerpos académicos, organizaciones académicas y de la participación de los académicos.
  • Que ante el avance sin  precedente del conocimiento científico y tecnológico, la función tiene la responsabilidad y el reto de buscar los medios para difundir de manera ágil un conocimiento actualizado. El impulso de redes, el empleo de nuevas tecnologías son algunas opciones.
  • Que la educación superior tiene hoy nuevas responsabilidades y la sociedad le reclama mayor pertinencia en todas sus tareas, por lo que la función deberá guiarse por un criterio amplio de pertinencia y responsabilidad social para potenciar su contribución al desarrollo sostenible del país, a la solución de sus problemas más graves con atención especial a las comunidades menos favorecidas, a la transferencia del conocimiento al sector productivo y a la difusión de la cultura en su más amplio sentido.

Orientaciones para su actualización
(Consolidación y Avance de la Educación Superior en México, ANUIES 2006)

  • Las IES deben de afrontar el reto de su inserción en los fenómenos universales que impactan en cada una de sus acciones, por lo que la función de Extensión de los servicios, Vinculación y la Difusión de la cultura, tendrá que replantear sus estrategias, para tener un papel más pertinente dentro del contexto de la educación superior.
  • La identidad, la revaloración y el reconocimiento académico y social, los deben enfrentar las IES como responsabilidad para unificar conceptos y criterios acerca de la función, y establecer mecanismos y procedimientos de trabajo coordinados.
  • Desprendido del anterior, se tiene el reto de una sólida y eficiente coordinación interinstitucional, regional y nacional, a través de redes que permitan optimizar recursos y lograr un mejor y mayor impacto institucional y social, sin dejar de lado la cooperación que implica la interacción creativa con todos los sectores y actores sociales.
  • La evaluación de la función, asociada al de la calidad, es otro reto institucional, que aún cuando se tienen grandes avances contando con el marco de referencia de la evaluación, es impostergable hacerla cada vez más generalizada, para conocer y medir los resultados, mismos que permitirán informar la importante contribución de las IES a toda su sociedad.
  • El financiamiento, otro reto de la mayor importancia, ya que las IES deberán asignar partidas presupuestales anuales y participar en programas estatales y federales, y de esta forma, aumentar su capacidad de obtención de recursos alternos.
  • La Extensión y Vinculación, se desarrollará mediante procesos innovadores que faciliten el acceso a los campos del saber académico, cultural, social, humanístico y tecnológico, que las IES y la sociedad  requieren.

Áreas de la función
Para fortalecer la Extensión de los Servicios, Vinculación y Difusión de la Cultura en las IES, así como para fortalecer la integración de esta función con la docencia e investigación, se presentan las siguientes propuestas en torno a los  programas operativos de la función:

  • Difusión artística.- Cada institución de educación superior de acuerdo con su propia misión, debe contribuir a la difusión y enseñanza de las artes de manera local, estatal, regional y nacional mediante la colaboración con organismos públicos y privados que fomentan el arte y las actividades estéticas; asimismo a través de estas actividades deben fortalecer la formación integral del estudiante y extienden sus beneficios a la sociedad.
  • Divulgación de las humanidades, la ciencia y la tecnología.- Las IES deben realizan la difusión y divulgación con base en una idea amplia de cultura que incorpora las humanidades, el arte, la ciencia, la tecnología, los usos, las costumbres y los valores; atizando para ello todas las estrategias pedagógicas disponibles, así como los medios de comunicación de las IES
  • Vinculación.- Las IES deben valorar como una parte esencial de su misión, la transferencia del conocimiento a los sectores productivo y social, por lo que deben definir en sus planes de desarrollo institucional a la vinculación de acuerdo con las necesidades del entorno  y de su propia vocación y perfil institucional.
  • Televisión y video.- Los medios audiovisuales relativos a la televisión y el video, se deben desarrollar como herramienta pedagógica para el fortalecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje, a fin de ampliar el ámbito de acción de la docencia, la investigación, extensión y difusión de la cultura.
  • Radiodifusión y producción radiofónica.- debe ser un medio de comunicación alternativo que incida en la comunidad académica y en la sociedad en general en la que se inserta, que informe, eduque, entretenga y difunda la cultura local, nacional y universal de forma objetiva, clara e imparcial y cuya oferta programática motive la búsqueda del conocimiento, propicie el establecimiento de espacios para el análisis de los fenómenos sociales, políticos, de identidad y económicos de los estados, las regiones y del país.
  • Editorial.- la labor editorial de las IES se realiza con base en el establecimiento de criterios para la planeación y gestión de los procesos de selección, producción, promoción, distribución y venta de los materiales editoriales, de tal manera que coadyuve con las tareas de las funciones sustantivas de la educación superior en beneficio de la comunidad académica y de la sociedad en general.
  • Servicio social.-  Debe ser una estrategia educativa en su más amplio sentido y una práctica integral comprometida con la sociedad, que permita consolidar la formación integral del estudiante y ser un factor estratégico en la tarea de impulsar el desarrollo municipal, estatal, regional y nacional, así como ser un mecanismo que conduzca a disminuir las desigualdades sociales propiciando mayores oportunidades para un desarrollo individual y comunitario.
  • Deporte.- Debe coadyuvar a la formación integral del estudiante, contribuyendo a equilibrar su salud psicológica y física, así como al fortalecimiento de la disciplina, la capacidad de trabajo en equipo y los valores en general.
  • Preservación y difusión del patrimonio cultural.- Las IES como depositarias de un importante acervo cultural, deben promover su rescate, preservación y difusión, a fin de contribuir a fortalecer la identidad cultural de los estudiantes y de la sociedad en general.

REFLEXIONES FINALES
El cambio cultural que experimenta la sociedad actual, que ciertamente se expresa en términos de un creciente flujo de información a escala mundial, constituye un reto fundamental para la educación superior. Desde esta perspectiva, junto con la docencia y la investigación, la extensión de los servicios, la vinculación y la difusión de la cultura deberán proyectar los resultados del trabajo académico de las instituciones de educación superior en la sociedad, demostrando con ello el sentido del actuar y la perseverancia en el logro de sus objetivos educativos en términos de calidad, pertinencia e internacionalidad que manifiesta la propia institución.
Es por ello que la actualización del Programa Nacional de Extensión de la Cultura y los Servicios debe enfocarse a un sentido de actualidad y prospectiva del estado ideal que debe alcanzar cada una de las áreas de la función, a partir de los siguientes ejes de desarrollo propuestos en el documento Consolidación y Avance de la Educación Superior en México:

  • La transversalidad de la función, en un marco de interacción permanente con la docencia y la investigación
  • Su contribución en la formación integral del estudiante
  • Su impacto institucional y,
  • Su impacto en el desarrollo social y económico

Los resultados de esta reunión deberán conducir a establecer en conjunto, un Programa Nacional acorde con las demandas de la educación superior  para coadyuvar así  a su pertinencia y al desarrollo de nuestro país.