Centro Sur

Icono IDevice Reunión en el Instituto Tecnológico de Queretero 15 octubre 2009
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 
Muestra Imagen
 

 


La ciencia básica apoya el avance tecnológico

Jueves 5 de Noviembre de 2009. Dentro de los avances tecnológicos que cada vez son mayores, uno de los retos para las próximas décadas es lograr que la información magnética que hoy se guarda en la memoria de los discos duros de las computadoras, se pueda almacenar en átomos y moléculas, señaló el Doctor en Física, Sergio Eduardo García Ulloa.

Durante su plática sobre “Efectos en Superficies de Átomos Magnéticos y estructuras de moléculas magnéticas”, el profesor investigador de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, explicó los avances que tiene en este estudio que realiza desde hace seis años.

Al participar en la Primera Reunión de la Red Temática: “Materiales Complejos, Inteligentes y nanoestructurados”, que se lleva a cabo en el Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” de la BUAP, resaltó la importancia que tiene para los investigadores el conocer la interacción que se da en la estructura magnética con electrones que se depositan en la superficie.

En este estudio -que forma parte de la ciencia básica-, se está utilizando una microscopía de tunelamiento, para tratar de comprender el comportamiento que tienen y aprovechar sus características para guardar más información.

Manifestó que actualmente “los dominios magnéticos en un disco duro son muy grandes -de micras casi- y la idea a futuro es lograr controlar la información a nivel de unos cuantos átomos y moléculas, lo que podría incrementar la densidad de almacenamiento en cien e incluso un millón de veces más.

El Doctor en Física consideró que al reunirse investigadores que tienen líneas de estudio en común, se abre las posibilidades de trabajar de forma multidisciplinaria, compartiendo información y descubrimientos que lleven a un mayor avance tecnológico.

Por su parte, el Director del Instituto de Física, Juan Francisco Rivas, aseguró que en la BUAP, la investigación se está consolidando; en el área de ciencia de materiales se cuenta con cuerpos académicos que integran investigadores con líneas de estudio en común.

Este trabajo se está reforzando con el fin de ir creando redes temáticas, que permitan la colaboración con otros grupos académicos del país y el extranjero, y de forma multidisciplinaria trabajar en problemas cada vez más complejos.

El funcionario aseguró que el cuerpo académico de Materiales Complejos, Inteligentes y Nanoestructurados, es uno de los más consolidados del IFUAP. Sus integrantes tienen un buen número de artículos publicados en revistas arbitradas, donde exponen el avance de sus investigaciones.


La ciencia básica apoya el avance tecnológico

Dentro de los avances tecnológicos que cada vez son mayores, uno de los retos para las próximas décadas es lograr que la información magnética que hoy se guarda en la memoria de los discos duros de las computadoras, se pueda almacenar en átomos y moléculas, señaló el Doctor en Física, Sergio Eduardo García Ulloa.

Durante su plática sobre “Efectos en Superficies de Átomos Magnéticos y estructuras de moléculas magnéticas”, el profesor investigador de la Universidad Estatal de Ohio, Estados Unidos, explicó los avances que tiene en este estudio que realiza desde hace seis años.

Al participar en la Primera Reunión de la Red Temática: “Materiales Complejos, Inteligentes y nanoestructurados”, que se lleva a cabo en el Instituto de Física “Luis Rivera Terrazas” de la BUAP, resaltó la importancia que tiene para los investigadores el conocer la interacción que se da en la estructura magnética con electrones que se depositan en la superficie.

En este estudio -que forma parte de la ciencia básica-, se está utilizando una microscopía de tunelamiento, para tratar de comprender el comportamiento que tienen y aprovechar sus características para guardar más información.

Manifestó que actualmente “los dominios magnéticos en un disco duro son muy grandes -de micras casi- y la idea a futuro es lograr controlar la información a nivel de unos cuantos átomos y moléculas, lo que podría incrementar la densidad de almacenamiento en cien e incluso un millón de veces más.

El Doctor en Física consideró que al reunirse investigadores que tienen líneas de estudio en común, se abre las posibilidades de trabajar de forma multidisciplinaria, compartiendo información y descubrimientos que lleven a un mayor avance tecnológico.

Por su parte, el Director del Instituto de Física, Juan Francisco Rivas, aseguró que en la BUAP, la investigación se está consolidando; en el área de ciencia de materiales se cuenta con cuerpos académicos que integran investigadores con líneas de estudio en común.

Este trabajo se está reforzando con el fin de ir creando redes temáticas, que permitan la colaboración con otros grupos académicos del país y el extranjero, y de forma multidisciplinaria trabajar en problemas cada vez más complejos.

El funcionario aseguró que el cuerpo académico de Materiales Complejos, Inteligentes y Nanoestructurados, es uno de los más consolidados del IFUAP. Sus integrantes tienen un buen número de artículos publicados en revistas arbitradas, donde exponen el avance de sus investigaciones.