Mtro. Sealtiel Armenta Arellano

La vinculación de las IES, herramienta estratégica para la formación de capital humano

 

 

 

 

 

 

La vinculación de las IES, herramienta estratégica para

la formación de capital humano

 

 

 

 

Sealtiel Armenta Arellano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONTENIDO

 

INTRODUCCIÓN

 

I.              PERTINENCIA EN LAS INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR

1.1  La función social de las IES

1.2  La formación de capital humano en las IES

 

II.            LA VINCULACIÓN ACADÉMICA EN LA IES

2.1 Referencia contextual

2.2 Antecedentes de la vinculación caso Universidad Veracruzana

2.3 La organización académica de la vinculación en la UV

 

III.           CONCLUSIONES Y PROPUESTAS

 

IV.          REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

 

 

 

 

 

RESUMEN

El presente trabajo tiene como propósito principal, presentar a la comunidad académica de las Instituciones de Educación Superior (IES) así como al personal directivo y operativo de instituciones privadas y públicas, una reflexión sustentada en la praxis desde una universidad pública, con relación a la tarea de vinculación y su impacto en la formación de capital humano. Esto en virtud de que la etapa universitaria, es una de las más importantes en la formación del potencial humano, ya que es ahí donde los jóvenes deben adquirir las competencias necesarias para incidir con un alto impacto en la productividad y competitividad de las empresas, así como en la modernización e innovación de las instituciones públicas.

Esta experiencia, se sustenta en tres componentes básicos de la vinculación: la planeación y organización; la gestión y operación; y la sistematización y evaluación. Dichos componentes, a partir de una serie de modalidades propuestas por el autor, contribuyen al proceso formativo disciplinar de los jóvenes universitarios y a elevar la pertinencia y calidad de las instituciones educativas.

Esta reflexión podría contribuir a que los altos directivos de instituciones privadas y públicas fortalezcan sus vínculos con las IES; revisen e innoven su vinculación con las IES; establezcan un acercamiento más estrecho con sus futuros colaboradores; apuntalen el crecimiento y desarrollo con base en el conocimiento que pueden brindar las instituciones educativas; participen proactivamente en los procesos de formación integral de los jóvenes universitarios; o también a que el modelo de vinculación incubado en una institución educativa, como lo es la Universidad Veracruzana, contribuya a la formación de capital humano en las propias instituciones públicas y privadas. Finalmente, cualquiera que sea la contribución, este capítulo hace énfasis en la necesidad de  incrementar y fortalecer la vinculación universidad-sociedad como un medio eficaz para promover el desarrollo de las organizaciones independientemente de su naturaleza.

INTRODUCCIÓN

 

El presente capítulo se sustenta en la experiencia obtenida a lo largo de varios años dentro del ámbito de la educación superior con relación a la tarea de vinculación y su impacto en la formación de jóvenes universitarios y la actualización de académicos. Cabe destacar que en los últimos años la vinculación ha cobrado una gran relevancia, habida cuenta que se constituye como una actividad estratégica y fundamental para que las instituciones educativas de nivel superior, respondan con oportunidad y calidad a las necesidades y requerimientos de la sociedad. Asimismo para que los propios estudiantes adquieran las competencias necesarias para insertarse en el mercado laboral.  

Esta experiencia se basa en una investigación diagnóstica realizada a lo largo de 6 años en la Universidad Veracruzana (UV) con base en una solución tecnológica denominada Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU).  Este sistema forma parte de un modelo académico estructurado por tres componentes: la organización y planeación de la vinculación; la gestión y comunicación; y el componente donde propiamente surge este sistema, la sistematización y evaluación de esta tarea estratégica.  Este modelo tiene como propósito fundamental establecer unidades funcionales con énfasis en la pertinencia y calidad de las entidades académicas de la UV.

            Con el análisis de la información integrada en el SIVU, en este capítulo se da cuenta que la vinculación institucional es aún incipiente y que sus resultados no inciden de manera sistémica en la organización, consolidación y proyección de las actividades académicas. Con el apoyo de este sistema de información, implementado por la UV desde abril de 2003,          se identifica al subregistro como un aspecto cotidiano de la vida académica y a la organización de la vinculación en las entidades académicas mediante un esquema de proyectos y actividades como un elemento que genera resistencia en la comunidad académica.

            Los factores que explican lo anterior son de naturaleza diversa y compleja. Se mencionan algunos en el presente trabajo y principalmente están relacionados con la falta de una cultura de vinculación dentro del quehacer de los académicos; la falta de una normatividad clara y precisa, así como la falta de políticas institucionales que estimulen el desarrollo de la vinculación; la carencia de programas, estrategias y acciones orientados a promover, conducir y apoyar la vinculación con los grandes problemas del entorno; la prevalencia de intereses particulares; la carencia de gestores de vinculación con lo cual se frenan o inhibe la articulación del quehacer académico con las necesidades y requerimientos de la sociedad. En conjunto, esta problemática frena la transferencia de conocimientos orientados a aportar soluciones a los problemas que se presentan en los diversos contextos de la sociedad.

A lo anterior, hay que agregar que la formación de recursos humanos, es decir el capital humano  requerido por los diferentes sectores de la sociedad, se forma con un enfoque disciplinario y predominantemente anclado a las aulas. Es decir, que en la proyección de los procesos de vinculación institucional, debido a lo anteriormente expuesto, no se procuran ni se generan los espacios adecuados para el fortalecimiento de la formación integral del estudiante. En el mismo sentido, los escasos espacios creados, por su naturaleza y debido a la desarticulación de esfuerzos, no propician la interrelación multi e interdisciplina. Cabe destacar que la organización académica está estructurada de acuerdo a disciplinas, por lo cual no se favorece la participación organizada de disciplinas complementarias que contribuyan a incidir en las problemáticas complejas de la sociedad y del medio ambiente.

Debido a que las diversas problemáticas del entorno requieren de un  abordaje desde la concurrencia y participación de distintas disciplinas, es que se debe poner énfasis en los procesos de vinculación. La experiencia en el monitoreo y seguimiento de proyectos con temáticas afines y propuestos por diferentes disciplinas ha logrado valorar a la vinculación como una actividad estratégica que posibilita el diseño y consolidación de espacios de participación multi e interdisciplinaria. Dichos espacios son un excelente medio de cultivo para formar el capital humano que requieren los sectores productivo, social y público a nivel local y nacional.

Con base en lo expuesto y como sustento de este documento, se establecen apartados que se relacionan con: la pertinencia y calidad en las instituciones de educación superior (IES); la función social de las universidades; y la formación del capital humano y su relación con el tema de competencias a partir del Modelo Educativo Integral y Flexible implementado por la UV.

De manera general se tocan algunos aspectos relacionados con los antecedentes de la vinculación en el país, aspectos conceptuales esenciales con la finalidad de establecer un marco contextual básico. Dentro de este tenor, el planteamiento fundamental, el modelo académico de vinculación propuesto por el autor, el cual se propone como un elemento estratégico en la formación de capital humano en las organizaciones.

Por último se establecen las conclusiones y propuestas correspondientes, las cuales desde una perspectiva particular son factibles de transferir a instituciones públicas y/o privadas.

 

I.   PERTINENCIA SOCIAL EN LAS IES

La pertinencia social de las instituciones de educación superior (IES) es el eje y centra la razón de ser a dichas instituciones. Establece una relación esencial entre dos actores, la propia IES y la sociedad y el medio ambiente que la rodea. Esta relación se supedita a la articulación entre el quehacer académico de las IES y las necesidades y requerimientos de la sociedad.

 

1.1                    La función social de las IES

La pertinencia se refiere al papel social que desempeñan las IES y a su responsabilidad con los diversos sectores para la formación de estudiantes. También alude al compromiso de servicio que prestan a las comunidades local, nacional e internacional, y a sus contribuciones específicas  a la solución de problemas apremiantes[1].

Es decir, la pertinencia de la educación superior se concibe como la adecuación entre lo que la sociedad espera de las instituciones y lo que éstas hacen. Por ello, se considera primordialmente en función de su cometido y su puesto en la sociedad, de sus funciones con respecto a la enseñanza, la investigación y los servicios conexos, y de sus nexos con el mundo del trabajo en sentido amplio, con el Estado y la financiación pública y sus interacciones con otros niveles y formas de educación[2]

Las instituciones de educación superior requieren usar el conocimiento que genera para desarrollar las capacidades de los individuos, la creatividad e innovación. También, tienen la responsabilidad de resolver los problemas que  plantea la sociedad, así como formular y probar  hipótesis que permitan explicar la realidad; y tienen la obligación de  actuar en relación a la forma en que se produce el conocimiento, es decir,  las instituciones deben adecuar su organización para estar acordes con las exigencias que en materia de conocimientos le hace la sociedad. 

            Es en virtud de lo anterior, es que se considera a la pertinencia como el eje para el desarrollo de las IES, por ello la UNESCO ha establecido una visión específica y conjunta, para que las naciones, en razón de estos planteamientos, encaminen sus esfuerzos a favor del mejoramiento permanente de las condiciones que afectan a la sociedad, y dirigir políticas y acciones en materia de educación del nivel superior. Se considera que tal propósito es importante para el desarrollo institucional, que debe estar articulado con la problemática de la sociedad, ya que ésta es la que da razón de ser a las universidades.  Se define a la  pertinencia social como el atributo que signa el quehacer de estas instituciones para cumplir con su misión  con la sociedad, en su conjunto.

            Uno de los principales retos de la educación superior en el mundo es aportar el conocimiento socialmente relevante para contribuir a un desarrollo humano sostenible. Dicho conocimiento se define como aquel que se enfoca al desarrollo social y reduce al mínimo o revierte la degradación del medio ambiente, y permite agregar valor económico a los recursos naturales. 

            Para lograr lo anterior, la educación superior debe garantizar tres atributos claves para orientar su desarrollo: en  primer término se ubica a la pertinencia  de la educación superior, la que se centra en los grandes problemas de la sociedad, y su medio ambiente; en  segundo, la calidad con la que se deben desarrollar las funciones académicas; y en tercero, la asunción de los  procesos de cooperación e  internacionalización entre estas instituciones[3].

En la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior de la UNESCO, en donde se presenta el “Documento de Política de Cambio y Desarrollo en la Educación Superior”, y  “La Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”, se establecen los lineamientos más importantes que deberán guiar el desarrollo de las instituciones de todas las regiones del mundo, y es ahí donde se define a la pertinencia como: el atributo que centra la misión de educación superior y su responsabilidad con la sociedad respecto al desarrollo de la enseñanza, la investigación y los servicios conexos, las relaciones con el mundo de trabajo, con el Estado y el financiamiento público, y las interacciones con otros niveles educativos y nuevas formas de educación[4].

La calidad  es la preocupación fundamental de las IES por un mejoramiento continuo del personal académico, de los programas de estudio, de las líneas de investigación, de los estudiantes, y de la infraestructura y el medio universitario. El  mejoramiento es concebido bajo procesos de evaluación permanentes y participativos que permitan cumplir con los objetivos institucionales, y las necesidades y  expectativas de la sociedad.

Por último,  la internacionalización de la educación superior como el atributo que concentra los aspectos relacionados con los principios y las formas de cooperación internacional; el libre acceso al conocimiento; y, el establecimiento de redes para la excelencia en la educación superior.

Estos atributos tienen en conjunto el propósito central de lograr un pacto de cooperación entre los países para  trabajar a favor de un desarrollo humano sostenible y una cultura de paz. Las instituciones de educación superior, sobre todo las de los países en desarrollo, tienen retos sin precedentes en su historia, debido a las condiciones  establecidas por los procesos actuales de globalización neoliberal de la economía, en donde, en el mejor de los escenarios, los países de América Latina  pueden  -mediante la formación de recursos humanos de alto nivel y la generación de conocimientos-  colocarse en segmentos del mercado que permitan un crecimiento económico, pero sobre todo tienen el reto de responder con conocimiento  a los problemas particulares de las sociedad, y del mundo en general  para lograr un desarrollo social permanente y de largo plazo.

En suma, hoy más que nunca las IES tienen la alta responsabilidad ante la sociedad, habida cuenta de que “la  enseñanza superior debe tener la capacidad de dar respuesta a los problemas generales con que se enfrenta la humanidad y a las necesidades  de la vida económica  y cultural, y de ser más pertinente en el contexto de los problemas específicos de una región, un país o una comunidad determinados”[5].

Dentro de este marco, la instituciones educativas asumen la responsabilidad de definir políticas relacionadas con la pertinencia, mismas que a partir de la formación de capital humano, busquen responder a los necesidades y requerimientos de la sociedad, mediante: la contribución al cambio socioeconómico; la mitigación de la pobreza  y el fortalecimiento de la sociedad civil y las formas de educación; la protección del medio ambiente; el mejoramiento de la administración pública; y la adecuación a los cambios del mundo de trabajo.

1.2                    La formación de capital humano en las IES

Por la naturaleza de sus funciones sustantivas, las instituciones de educación superior  requieren hoy más que nunca incidir en la formación de capital humano. Las exigencias de la sociedad, los requerimientos del mercado  y los principales problemas relacionados con el medio ambiente así lo reclaman. Por esta razón, las IES, en aras de su misión, requieren orientar esfuerzos a la formación de recursos humanos que  atiendan los requerimientos del entorno y del mercado global.

Formar capital humano implica capacitar y/o instruir a los jóvenes estudiantes para que adquieran las competencias necesarias para adaptarse a los cambios relacionados con los avances científicos y tecnológicos, la administración y prestación de servicios, la generación de conocimientos que incorporen valor agregado a la producción de bienes y servicios dirigidos al mercado, entre otras cuestiones.

Como ya se ha mencionado, las exigencias del mercado y el mundo laboral, requieren de las IES fortalecer e innovar sus procesos de vinculación. Esto con el propósito de integrar a sus tareas la capacidad organizativa que permita anticipar los requerimientos del mercado de trabajo en materia de capital humano, así como la aparición de sectores emergentes y nuevas formas de empleo. Resulta de la misma importancia, el fomento e impulso de una cultura emprendedora entre los  jóvenes estudiantes a fin de propiciar nuevas y novedosas formas para generar y fomentar el autoempleo.

Es por ello, que la vinculación de las IES exige productos y resultados tangibles con los cuales se actualicen y adecuen planes y programas de estudio de los programas educativos. Por ello, el conocimiento preciso del entorno, mediante la detección de las vocaciones regionales, resulta un tema estratégico en virtud de que las tendencias del mercado de trabajo son una pieza fundamental para brindar más y mejores oportunidades a los egresados.

Dentro de este marco, la  UNESCO  en 1998  subrayó la necesidad que las instituciones de nivel superior  estrechen sus vínculos con el mundo del trabajo. Para ello, se propuso  tomar en cuenta las siguientes cuestiones:

1.    Que ante la evolución cada vez más rápida de la tecnología se requiere aumentar el nivel educativo de los trabajadores, lo que establece la necesidad de una formación continua a lo largo de toda la vida.

2.    La relación entre la empresa y las instituciones de educación superior puede ser ventajosa para ambos, ya que la empresa tiene el espíritu de la eficiencia y eficacia  y un amplio sentido de competencia; y la enseñanza superior aporta la sabiduría metodológica para analizar y abordar los fenómenos, la capacidad de previsión a largo plazo, la experiencia de multiplicar los beneficios de la investigación básica.

3.    Debido a que la existencia de las empresas no está asegurada, tienen la  capacidad de adaptarse a las mutaciones del mercado para sobrevivir, e incluso imponer cambios que le son favorables;  por ello pueden contribuir con las instituciones de educación superior transfiriéndoles  experiencias útiles al respecto,  ya que éstas no están acostumbradas a adaptarse a los cambios del mundo de trabajo.

            Cabe señalar que si bien las IES deben incidir en el mundo del trabajo que enmarcan los procesos de globalización de la economía, habría que reconocer que el mundo del trabajo no se restringe sólo a los requerimientos del mercado, ya que coexisten en dichos procesos los grandes problemas de la sociedad. Por ello, uno de los papeles más relevantes de las instituciones educativas es contribuir a formar mercados laborales del futuro con el capital humano adecuado, tanto en el ámbito de las funciones tradicionales, como en la definición de nuevas necesidades.

 

II.            LA VINCULACIÓN ACADÉMICA EN LAS IES

2.1 Referencia contextual

Como se ha venido estableciendo a lo largo de este capítulo, los acelerados cambios que se manifiestan en el mundo, resultado de la globalización gradual de los procesos económicos, tecnológicos, sociales, políticos, culturales y ambientales, representan para las instituciones de educación superior en nuestro país, nuevos y complejos desafíos para garantizar su pertinencia. Responder a la sociedad con calidad y oportunidad determina su función social, y en este sentido, las instituciones deben definir su vocación y vinculación para encontrar respuestas oportunas a los problemas complejos más apremiantes que frenan el desarrollo social.

            Entre los desafíos más importantes se destacan: formar recursos humanos que respondan a las necesidades y requerimientos sociales; producir y transferir conocimientos socialmente útiles que aporten soluciones a los problemas más urgentes de la sociedad y que incidan en el bienestar social, el crecimiento económico y  la preservación de la riqueza de los recursos naturales; y por último, divulgar y transferir los beneficios de la ciencia y la tecnología, así como difundir la cultura, el arte y el deporte en la sociedad.

            Lo anterior, implica garantizar que la vinculación de la educación de nivel superior sea un instrumento esencial con alto valor estratégico para enfrentar con éxito los desafíos expuestos. Sobre todo, que contribuya conjuntamente con las instituciones externas a formar ciudadanos capaces de transformar y construir una sociedad más justa, democrática y equitativa. 

Dentro de este contexto y como se mencionó anteriormente, las IES a partir de su  función social deben incidir en los cambios sociales, económicos, culturales y políticos, orientados hacia una redefinición de las sociedades, en el sentido de hacerlas compatibles con la justicia social, el medio ambiente, el respeto a los derechos humanos, y el uso compartido del conocimiento y la información.

 La globalización es una realidad que no se puede negar ni cambiar. Aunque no lo queramos, todos formamos parte de este fenómeno. Enfrenta a las universidades, institutos tecnológicos y centros de investigación a una constante búsqueda de soluciones a los problemas más apremiantes de las dinámicas sociales no sólo en lo local, sino en lo global. El reto más grande para las IES se basa en comprender las exigencias de la sociedad para resolver sus problemas, privilegiando la generación de conocimientos socialmente útiles que propicien  un desarrollo sustentable.

Con la comprensión de esta dinámica social, económica y política, las IES deben buscar estrategias y mecanismos eficientes para lograr, de manera sistemática y permanente, una reorientación y transformación estructural de su quehacer académico.

Las instituciones educativas requieren estar estrechamente relacionadas con los problemas de la sociedad a fin de: responder con oportunidad a las demandas sociales; encontrar mecanismos para adaptar y transformar sus funciones a los nuevos modos de producción, difusión y transferencia del conocimiento; establecer procesos efectivos de comunicación con la sociedad y sus problemas, con la finalidad de retroalimentar sus funciones sustantivas; incrementar las posibilidades de inserción de los jóvenes en las dinámicas sociales y económicas de nuestro país; generar conocimientos en su contexto de aplicación; desarrollar nuevos mecanismos de generación del conocimiento mediante proyectos de colaboración multi e interdisciplinaria; y formar capital humanos altamente calificados y  sobre todo masas críticas de docentes e investigadores, que orienten su quehacer académico hacia al desarrollo social y económico con una visión sustentable.

Dentro de este contexto las IES están obligadas también a establecer una autodefinición académica y reorganización estructural en el marco de los intereses generales las regiones, de los estados y del país mismo. Esto implica diseñar y desarrollar múltiples acciones de colaboración al interior de las instituciones y con este soporte organizacional, que se desenvuelva una red compleja de vinculaciones entre ellas mismas y con la sociedad en su conjunto.

Las IES y su capital humano requieren, hoy más que nunca, lograr un mayor desarrollo institucional que se enfoque en la generación de estrategias viables de vinculación con los diferentes actores sociales. La finalidad principal, debe centrarse en lograr un impacto favorable en la transformación de los sectores de la sociedad a fin de impulsar el bienestar social,  el crecimiento económico y la preservación de los recursos naturales.

Afortunadamente de manera gradual y cada vez con mayor preocupación, el  tema de la vinculación se ha venido incluyendo, cada vez más y con mayor peso, en el diseño e instrumentación de las agendas académicas y en los  procesos de organización de las instituciones educativas de nivel superior. Por esta razón, en las dos últimas décadas en las IES ha cobrado una enorme importancia.

Es por esta razón que la cooperación intra e interinstitucional a partir de redes de trabajo y colaboración, es un medio valioso para romper el aislamiento, acelerar la producción del conocimiento, socializar la información y equilibrar su transferencia hacia las instituciones públicas y privadas.

En los procesos de vinculación Universidad-Sociedad el término red debe entender en el sentido amplio. Significa que el trabajo de grupos de académicos y alumnos necesariamente se relacione con instituciones públicas y privadas, agrupaciones sociales, organizaciones no gubernamentales, sea en el ámbito local, regional, estatal, nacional o internacional. El propósito fundamental es mantener y fortalecer una comunicación constante y realizar acciones conjuntas de manera permanente. Las redes de trabajo académico ofrecen innumerables ventajas en virtud de que permiten el trabajo en equipo y facilitan el compartir experiencias, recursos e información  con el propósito de realizar acciones sistemáticas que lleven a un beneficio colectivo. 

            Para la proyecto de vinculación de la Universidad Veracruzana el tema de red ha sido un elemento fundamental e indispensable para el trabajo colaborativo y en equipo. Lo anterior en virtud de que se deben romper los esquemas obsoletos de trabajo los cuales ocasionan aislamiento académico y derivan en el desaprovechamiento de recursos.

Por tal motivo, en la propuesta del modelo de vinculación académica en las IES resulta necesario apelar al fortalecimiento de liderazgos locales como detonadores principales de procesos intra e interinstitucionales de convergencia académica. El resultado se reflejará en la formación de estructuras institucionales sólidas, capaces de vencer desafíos y ganar identidad, logrando legitimar proyectos y acciones de vinculación que detonen nuevos e innovadores procesos de interacción de la institución con el entorno.

2.2 Antecedentes de la vinculación caso Universidad Veracruzana

Desde la segunda mitad del siglo XX, la vinculación de las IES con el sector productivo, ha sido una de las palancas del progreso científico y tecnológico. Es importante destacar que este tipo de vinculación, a través de la prestación de bienes y servicios a las empresas, ha sido una de las actividades que más ha ganado terreno dentro de las IES en el país. Afortunadamente, el concepto de vinculación de las IES  ha evolucionado en el tiempo y ampliado sus horizontes a lo social y a lo público.

Es así, que dicha época marca el inicio de un largo y complejo proceso de vinculación de las universidades con el sector productivo. Naturalmente que la finalidad principal fue atender los retos de la economía de posguerra y los albores de una globalización económica marcada por la reconstrucción y la guerra fría.

En nuestro país, se inició una fase de creación y ampliación de nuevas IES las cuales se asociaron de manera muy importante al proceso de industrialización. Lamentablemente este proceso se fincó en los privilegios y el proteccionismo propio de una economía cerrada y de un modelo económico endógeno, lo cual inhibió la competencia del sector empresarial en el país y lo excluyó, por un largo período, del cambio tecnológico y la innovación.  Este fenómeno impactó de manera muy importante a las IES.

Cabe mencionar que la Universidad Veracruzana (UV) justo nace en ese periodo de tiempo, en el año de 1944. El contexto nacional en el cual se creó no escapo al desarrollo de las economías de Europa y Asia, las cuales se caracterizaron por la industrialización producto de la posguerra y sobre todo para dotar a las instituciones del capital humano necesario para el progreso social. 

Asimismo con la aparición de las crisis recurrentes de los años setenta a mediados de los ochenta, las instituciones educativas del nivel superior tuvieron fuertes presiones económicas y políticas, dado que el modelo globalizado exigió un rol diferente y más profundo de las universidades en el desarrollo económico. Es aquí donde el conocimiento aplicado empieza a ser un factor crítico de la innovación y la divisa fundamental de una nueva economía mucho más competitiva y globalizada.

Es precisamente a finales de los ochenta y principio de los noventa cuando la vinculación universitaria con el entorno se pondera como una actividad estratégica para la proyección de las funciones sustantivas. Es entonces cuando las diferentes IES del país y la propia UV, se adhiere al interés por fortalecer sus estrategias de diálogo y articulación con los sectores social y productivo, sumándose a un movimiento por la vinculación que conduce a la creación en 1996, de la Dirección de Vinculación General.

Es en ese contexto que la UV establece un modelo de vinculación con una visión de alcance transversal en las entidades académicas y dependencias, basado en tres niveles de acción. A saber:

El primer nivel reconoce que la vinculación universitaria se lleva a cabo en las entidades sustantivas de la universidad, mediante la implementación de los planes y programas de estudio, la generación de conocimientos en su contexto de aplicación y la difusión y extensión de los diferentes servicios.

El segundo nivel corresponde a la operación de programas universitarios estratégicos de carácter permanente, multi e interdisciplinarios en los cuales concurren diferentes carreras, facultades, institutos de investigación y dependencias. Dichos programas son diseñados para contribuir a la solución de los principales problemas que frenan el desarrollo social. Estos programas se ubican en tres ámbitos: vinculación con el sector social; vinculación con sector el público; y vinculación con el sector productivo.

El tercer nivel se ocupa de programas especiales de vinculación diseñados para atender demandas específicas. Sus objetivos son de corto plazo y de impacto transversal en la institución, en los cuales participan una o varias entidades académicas.

2.3 La organización académica de la vinculación en la UV

Con el diseño e implementación de los niveles organización de la vinculación en la UV, en el caso del primer nivel de acción, se han instrumentado diversos mecanismos tendientes a establecer un modelo de organización académica de la vinculación, mediante el cual la institución articule desde cada entidad académica su quehacer con las necesidades y requerimientos de los sectores social, productivo y público. La finalidad es doble, por un lado apoyar los  procesos de desarrollo de la sociedad; y por el otro, garantizar la pertinencia académica universitaria.

La vinculación académica  en la UV se ha concebido como un proceso que permite establecer puentes y rutas de interacción entre miembros o grupos de la comunidad universitaria y los actores de los diferentes sectores de la sociedad, con la finalidad de  propiciar las condiciones necesarias para la generación y aplicación de conocimientos socialmente útiles, así como la formación integral de los jóvenes estudiantes.

En este sentido, la vinculación constituye un enfoque transversal que permea a las funciones sustantivas universitarias. Bajo esta perspectiva, se plantea que la vinculación es un proceso bidireccional que mediante el diálogo y comunicación de la Universidad con las demandas y necesidades del entorno, facilita la  retroalimentación del modelo académico[6].

La vinculación es una relación compleja, recíproca, de doble vía, en donde se retribuye a la sociedad, los beneficios recibidos ya que la Universidad se debe a ella. Se trata de una práctica integradora de las tres funciones sustantivas, es decir, se establece como una acción transversal para la docencia, la investigación, la extensión y la difusión. En consecuencia, es un proceso mediante el cual la institución  articula sus funciones sustantivas con los principales problemas del entorno.

El concepto central que orienta el diseño de objetivos, estrategias y políticas de vinculación, establece que “...la vinculación debe ser principio y propósito esencial de la docencia, investigación, y extensión y difusión; no tiene que convertirse en una cuarta función sustantiva, sino darse en el contexto del funcionamiento global de las instituciones de educación superior…”[7]

Dentro de este contexto y derivado del primer nivel de estrategia mencionado anteriormente, el modelo académico de vinculación en la UV, se desarrolla a partir de tres componentes básicos: la planeación y organización de la vinculación; la gestión y desarrollo de los procesos operativos de la vinculación; y la sistematización y evaluación con el apoyo del Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU). Este modelo académico de vinculación orienta su principal impacto en estructuras funcionales. Es decir, hacia el funcionamiento y desarrollo de la vinculación desde cada entidad académica. (Ver figura 1)

 

Figura 1: Modelo académico de la Universidad Veracruzana


Fuente: Diseño y conceptualización propia                       

Un complemento a este modelo es la proyección de las diversas acciones de vinculación a partir de modalidades eje, mismas que se originan y articulan a partir de las propias funciones sustantivas. Mediante la organización de la vinculación a partir de estas modalidades es que se visualizan las diversas formas de formación del capital humano en las IES y en la propia UV.  Las modalidades son: aquellas que se derivan de las acciones de vinculación que están relacionadas con la formación profesional y la actualización docente; las derivadas de investigación y el desarrollo tecnológico; las acciones de vinculación originadas a partir de la prestación de servicios; las organizadas a partir de la transferencia de conocimientos a individuos y/o grupos de individuos con fines de capacitación y actualización; y las que se originan a partir de la divulgación de la ciencia, la difusión de la cultura y las actividades artísticas. (Ver Figura 2)

 

 

Esquema 1. Modalidades eje de vinculación académica en la UV

 

Fuente: Diseño y conceptualización propia

 

El modelo de vinculación académica propuesto implica la generación de procesos de comunicación entre la Universidad y su entorno, con la finalidad de  intercambiar recursos, conocimientos y establecer de una relación de beneficios mutuos con los propósitos de:

  1. Abrir espacios de interacción con la sociedad a partir de cualquiera de las modalidades de vinculación con la finalidad de garantizar la adecuada formación del capital humano.
  2. Generar y aplicar conocimientos que atiendan las necesidades y requerimientos de la sociedad, con la finalidad de orientar los esfuerzos de investigación y desarrollar propuestas que incidan en la problemática social y productiva del  entorno.
  3. Divulgar el conocimiento, difundir el arte y la cultura, y extender los servicios hacia las áreas prioritarias del desarrollo humano, científico, tecnológico, social, cultural y artístico.

 

La vinculación académica, se constituye como una herramienta estratégica para formar capital humano universitario que responda a las necesidades de las instituciones públicas y privadas. Sin embargo, enfrenta grandes retos, uno de ellos es el de la participación académica. El avance en los últimos 6 años de trabajo con este modelo de vinculación académica muestra que en materia de participación el avance ha sido significativo, en virtud de que se ha logrado pasar de una participación de 1721 académicos registrados en 2003 a 2710 académicos participantes en proyectos y/o actividades de vinculación en 2008. Esta última cifra representa un 44% de participación académica registrada en el SIVU con respecto al total de académicos de la UV.  (Ver tabla 1)

Tabla 1. Participación de académicos con respecto al número total de académicos inscritos en la UV

REGIÓN

No. DE ACADÉMICOS QUE PARTICIPAN EN VINCULACIÓN

No. DE ACADÉMICOS ADSCRITOS A LA UV

AVANCE DE PARTICIPACIÓN

XALAPA

1453

3195

45%

VERACRUZ-BOCA DEL R.

459

1178

39%

ORIZABA-CÓRDOBA

274

663

41%

POZA RICA-TUXPAN

355

603

59%

COATZA.-MINA.

169

446

38%

AVANCE GENERAL

2710

6085

44%

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

 

Con respecto al número de proyectos y/o actividades de vinculación registrados en SIVU, el avance ha sido considerable habida cuenta de que en 2001 se contaba con un registro en base de datos de 314 proyectos. Para 2008 se cuenta con un registro dentro del sistema de 1693 proyectos. (Ver tabla 2)

 

Tabla 2. Proyectos y actividades por área y por región

Área/Región

Xalapa

Veracruz-Boca del Río

Orizaba-Córdoba

Poza Rica-Tuxpan

Coatza.-Mina

Total

Técnica

103

108

46

87

12

356

Humanidades

173

8

12

54

26

273

Económico-Administrativo

74

37

13

18

7

149

Ciencias de la Salud

173

135

50

50

65

473

Biológico-Agropecuaria

111

34

43

34

25

247

Artes

45

-

-

-

-

45

SEA

13

0

2

0

1

16

Extensión y difusión cultural

65

42

0

3

0

110

Dep. Administrativas

17

0

0

2

5

24

Total

774

364

166

248

141

1,693

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

El avance de registro por parte de las entidades académicas alcanza ya en 2008 un total de un  84% de las entidades académicos y dependencias universitarias que han registrado por lo menos un proyecto y/o actividad de vinculación en el SIVU. (Ver tabla 3)

TABLA 3. AVANCE REGIONAL EN LA SISTEMATIZACIÓN DE LA VINCULACIÓN POR ENTIDAD ACADÉMICA

REGIÓN

No. DE ENTIDADES QUE REGISTRARON

No. DE ENTIDADES DE LA REGIÓN

PORCENTAJE DE AVANCE POR REGIÓN

XALAPA

68

81

84%

VERACRUZ-BOCA DEL R.

22

27

81%

ORIZABA-CÓRDOBA

11

13

85%

POZA RICA-TUXPAN

16

19

84%

COATZA.-MINA.

12

13

92%

AVANCE GENERAL

129

153

84%

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

Un dato importante es que el promedio de proyectos registrado por cada una de las entidades académicas es del orden de 13 proyectos. (Ver tabla 4)

TABLA 4. PROMEDIO REGIONAL DE PROYECTOS Y ACTIVIDADES

REGIÓN

No. DE ENTIDADES QUE REGISTRARON

No. DE PROYECTOS REGISTRADOS

PROMEDIO DE PROYECTOS POR REGIÓN

XALAPA

68

774

11

VERACRUZ-BOCA DEL R.

22

363

17

ORIZABA-CÓRDOBA

11

166

15

POZA RICA-TUXPAN

16

248

16

COATZA.-MINA.

12

141

12

PROMEDIO GENERAL

129

1693

13

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

 

El aspecto más importante en cuanto a la formación de capital humano es el relativo a la participación de estudiantes en procesos de vinculación. El dato 2008 nos dice que actualmente existe una participación de alrededor del 25% de la comunidad estudiantil en proyectos de vinculación con tutoría de académicos. Esto representa 11984 de los 47927 estudiantes inscritos de nivel licenciatura. (Ver tabla 5)

TABLA 5. AVANCE REGIONAL DE LA PARTICIPACIÓN DE ESTUDIANTES CON RESPECTO AL NÚMERO TOTAL DE MATRÍCULA INSCRITA EN LA UV

REGIÓN

No. DE ESTUDIANTES QUE PARTICIPAN EN VINCULACIÓN

No. DE MATRÍCULA ADSCRITA A LA UV

AVANCE REGIONAL

XALAPA

3913

20095

19%

VERACRUZ-BOCA DEL R.

2548

10140

25%

ORIZABA-CÓRDOBA

2355

6508

36%

POZA RICA-TUXPAN

1659

6187

27%

COATZA.-MINA.

1509

4997

30%

AVANCE GENERAL

11984

47927

25%

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

 

Llama la atención que el área académica de ciencias de la salud, tenga el mayor número de participantes alumnos en proyectos y actividades de vinculación registrados en el SIVU. (Ver tabla 6)

TABLA 6. ESTUDIANTES PARTICIPANTES EN PROYECTOS Y ACTIVIDADES

 POR ÁREA Y POR REGIÓN

 

Área/Región

Xalapa

Veracruz-Boca R.

Orizaba-Córdoba

Poza Rica-Tuxpan

Coatza.-Mina

Total

Técnica

716

38

920

455

98

2227

Humanidades

531

281

0

394

162

1368

Económico-Administrativa

699

720

15

81

270

1768

Ciencias de la Salud

1357

1408

1277

440

780

5262

Biológico-Agropecuaria

432

101

141

289

196

1159

Artes

136

0

0

0

0

136

Sistema de Enseñanza Abierta

42

0

2

0

0

44

Dependencias Administrativas

0

0

0

0

3

3

Total

3913

2548

2355

1659

1509

11984

Fuente: Sistema de Información para la Vinculación Universitaria (SIVU) Agenda estadística 2008

 

Las instituciones con las cuales mantiene vínculos la UV es de 1208 instituciones públicas y/o privadas.  (Ver tabla 7)

 

TABLA 7. INSTITUCIONES EXTERNAS CON LAS QUE SE VINCULA LA UV  POR TIPO

 

Asociaciones formales

Total

Asociaciones civiles

75

Casas de cultura

3

Embajadas

3

Fundaciones

6

Grupos constituidos formalmente

22

Patronatos

7

Subtotal

116

Empresas

 

Micro

85

Pequeñas

41

Medianas

52

Grandes

61

Subtotal

239

Instituciones públicas

 

Federales

111

Estatales

56

Municipales

115

Subtotal

282

Instituciones educativas

 

Institutos

44

Colegios profesionales

19

TSU

4

Nivel Superior

86

Nivel medio superior

135

Nivel medio

77

Centros

23

Nivel básico

176

Educación especial

7

Subtotal

571

Total de instituciones

1208

 

 

 

III. CONCLUSIONES Y PROPUESTAS

 

A manera de conclusiones, se puede señalar que dentro de los procesos de vinculación, el impulso a la participación comprometida y proactiva tanto de la comunidad académica como de los miembros de las instituciones públicas y/o privadas continúa siendo un reto importante para ambas instituciones. Es por ello que se propone el impulso y construcción de una nueva cultura de vinculación, con la cual se promueva el acercamiento, el compromiso y la acción dinámica y pertinente de las instituciones públicas y/o privadas con la Universidad.

Como se mencionó  la organización académica de la vinculación debe realizarse en función de la proyección de las funciones sustantivas hacia las principales necesidades y requerimientos de la sociedad. Es pues que se requiere la construcción de los espacios adecuados para el encuentro, comunicación e interacción entre estos actores. El impulso y promoción del desarrollo social, económico y ambiental solo puede darse con el concurso de los actores involucrados. Para ello, la vinculación ser la herramienta estratégica y fundamental para que estos encuentros se realizan en un marco de colaboración y cordialidad procurando el establecimiento de una relación de beneficios mutuos.

En cuanto a las propuestas y con sustento en lo aquí planteado resulta necesario orientar esfuerzos en los siguientes aspectos:

 

·           Formar capital humano mediante programas centrados en el aprendizaje de los jóvenes universitarios, con los cuales adquieran competencias necesarias que les permitan plantear y resolver  problemáticas complejas de las instituciones, bajo una perspectiva multi e interdisciplinaria.

·           Integrar mediante la investigación de las IES la información necesaria para conocer y atender las tendencias y necesidades del mercado de trabajo, donde el capital humano formado en las IES contribuya al desarrollo de las instituciones.

·           Promover la colaboración con empresas grandes y pequeñas con el propósito de llevar a cabo programas de formación continua  de manera conjunta.

·           Fomentar la creación y fortalecimiento de redes académicas para la vinculación mediante proyectos multi e interdisciplinarios

·           Promover una nueva cultura de vinculación a  partir de su planeación, organización, sistematización y evaluación

·           Estimular la cooperación regional, nacional e internacional  entre las IES y de estas con instituciones públicas y privadas. 

·           Crear portafolios o catálogos de servicios como un medio para relacionarse con las instituciones externas.

·           Promover la profesionalización de la  gestión de vinculación en ambos actores.

 

IV.  REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ANUIES; Consolidación y avance de la educación superior en México, elementos de diagnóstico y propuestas. México, D.F., 2006. p.71 

UNESCO; La educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción. Conferencia Mundial sobre la Educación Superior; París, 1998. p.19

La vinculación: conceptos, estrategias, normas, políticas. Universidad Veracruzana. 2005. Fernández Mario y Armenta Sealtiel

 

 

 



[1] ANUIES; Consolidación y avance de la educación superior en México, elementos de diagnóstico y propuestas. México, D.F., 2006. p.71 

[2] UNESCO; La educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción. Conferencia Mundial sobre la Educación Superior; París, 1998. p.19

 

[3] Cabe señalar que la UNESCO en “La Conferencia Mundial sobre la Educación Superior” de 1998,  integró, además de los tres atributos mencionados, la función de administración y financiación de la educación superior.

 

[4] UNESCO; La Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción, Conferencia Mundial sobre la Educación Superior; París, 1998

[5] op.cit UNESCO; Documento de Política… p. 29

[6] La vinculación: conceptos, estrategias, normas, políticas. Universidad Veracruzana. 2005. Fernández Mario y Armenta Sealtiel.

[7] Ibidem